Aceite esencial de mandarina y sus maravillosas propiedades

Soy una amante de los aceites esenciales de Esential´arôms. Me parecen una autentica maravilla por su calidad pura y certficada. 

Los aceites esenciales no deben usarse directamente sobre la piel, sino que deben aplicarse previamente diluidos en una base vegetal, que puede ser cualquier aceite vegetal, como el de almendra, rosa mosqueta, argán...según las propiedades que necesites y prefieras.

Existen excepciones, pero si no conoces bien la aromaterapia, es preferible no aplicarlos directamente sobre la piel.

Tampoco es aconsejable usarlos antes de una exposición solar, ya que muchos de los aceites esenciales son fotosensibles y en términos generales debemos esperar  de 6 a 8 horas antes de exponernos al sol.

También debe evitarse el contacto directo con las mucosas y se desaconseja su uso durante el embarazo y lactancia. A excepción de algunos, pero debe ser previamente consultado con un especialista en aromaterapia. 

El aceite esencial de mandarina, a parte de tener un olor cautivador, fresco y lleno de alegría, tiene las siguientes propiedades.

  • Relajante
  • Ayuda a conciliar el sueño
  • Antiespasmódico
  • Antiséptico
  • Tónico digestivo

Es recomendable su uso en caso de insomnio de niños y adultos. Trabaja muy bien la tensión nerviosa y la inquietud nocturna. También en momentos de digestiones lentas, gases y dolores de estómago (sobre todo en los niños), es muy eficaz realizar masajes suaves en la barriguita con una mezcla de aceite vegetal  de almendra o de avellana y aceite esencial de mandarina.

Igualmente se puede ingerir, siempre y cuando se trate de mayores de 3 años, es ideal para usar en difusor o para realizar masajes.