Cómo preparar Ghee (mantequilla clarificada)

Como ya saben, mi madre es experta cocinera y es la que tiene tiempo para probar recetas nuevas. Últimamente le ha dado por preparar Ghee, mantequilla clarificada. 

 

Aquí les dejo la receta que me ha pasado la semana pasada:

 

Para su elaboración necesitas mantequilla pura sin sal, un caldero de metal con tapa, un tarro de cristal, una espumadera o cucharón plano, un embudo y papel de cocina.

 

La mantequilla se debe dejar derretir en el caldero a fuego mediano, se va bajando la temperatura y se deja cocinando suavemente. Hay que remover constantemente, preferible con una cuchara de madera.  Sobre la grasa se formará una especia de espuma de proteína, que se debe ir retirando con la espumadera. Se deja en el fuego hasta que se haya evaporado todo el agua. Cuando la grasa está totalmente transparente, el ghee estará terminado. La grasa ya no tiene ni agua ni proteína. Para comprobar que realmente no quede agua en el caldero, tápalo medio minuto y si no se aprecian restos de vapor estará listo. 

 

Coge un poco de papel de cocina (tipo servilleta) y colócalo dentro del embudo como si fuera un filtro. Vierte la grasa a través de ese filtro y embudo a un tarro de cristal para evitar que pasen restos quemados de la mantequilla. 

 

El ghee se mantiene fuera de la nevera durante casi un año. Si hace calor es más líquido y si lo pones en la nevera estará duro. Lo puedes calentar y usar para cocinar o para untar en tu pan. 

 

Aquí les dejo también un link con un enlace donde se explican sus indicaciones y propiedades: http://www.ayurveda-web.com/reflexiones-ghee.htm

 

Escribir comentario

Comentarios: 0