El Cardo Mariano y sus propiedades

El Cardo Mariano, por la presencia en sus semillas de la silimarina, es un remedio perfecto para el tratamiento y la protección de las enfermedades del hígado y la vesícula biliar, tales como la hepatitis, el hígado graso, ictericia, la insuficiencia hepática y la cirrosis.

El Cardo Mariano regenera las células hepáticas y tiene un efecto protector al impedir que estas enferman. Es muy recomendable para personas que ingieren mucho alcohol y para el tratamiento natural del alcoholismo, ya que protege contra una posible cirrosis.

Igualmente elimina las impurezas que se pueden depositar en el hígado cuando filtra la sangre contaminada. También es un remedio eficaz para combatir los problemas de vesícula y en impedir la formación de cálculos en este órgano. 

El Cardo Mariano se utiliza para combatir la baja presión sanguínea. Tiene efectos descongestionantes de la circulación abdominal por lo que ayuda a tratar las hemorroides. Igualmente es una planta adecuada para el tratamiento natural del colesterol. 

La protección que brinda esta planta al hígado puede resultar eficaz para ayudar a combatir los efectos destructivos que ejercen los medicamentos contra el virus del sida.

Cabe destacar su eficacia para rebajar la fiebre (tisana), ayuda a detener el sangrado en caso de hemorragias nasales y ayuda a disminuir los síntomas de la alergia estacional y del asma.

Un truco aconsejable para los amantes de la carne (sea ternera, ave, cordero, cerdo, embutidos, etc.) es tomar silimarina para apoyar el funcionamiento del hígado y la vesícula biliar a fin de emulsionar y digerir correctamente las grasas, evitar la intoxicación y facilitar la eliminación de los desechos después de la digestión. de esta forma el hígado no se resentirá y el tracto digestivo podrá realizar una digestión eficiente, por lo que se evitarán todas las molestias que pudiera ocasionar una digestión incorrecta. 

Escribir comentario

Comentarios: 0