La arcilla verde: beneficios y usos

La arcilla verde es otro producto de la naturaleza con beneficios terapéuticos extraordinarios, que incluso los animales en estado salvaje saben aprovechar instintivamente para embadurnarse de barro calmando su piel y regenerando heridas.

La arcilla tiene varias propiedades que probablemente ni sospechabas:


Antiséptica: tiene la capacidad de absorber todo tipo de sustancias tóxicas, ejerce un gran poder desinfectante y antiséptico arrastrando todo tipo de impurezas de la piel al exterior.


Calmante y antiinflamatoria: la arcilla tiene un efecto calmante instantáneo, incluso en las pieles más sensibles, con dermatitis, heridas, inflamación o afecciones. En los músculos reduce el dolor y la inflamación además de calmar cualquier dolor.


Estimulante del sistema inmunológico: la arcilla es rica en minerales que nutren la piel y a través de ella penetran en el torrente sanguíneo, proporcionando micronutrientes esenciales para las funciones biológicas del organismo. La arcilla revitaliza la piel y las células aportando elementos que estimulan sus defensas naturales.


Estimula el sistema circulatorio y linfático: la arcilla es capaz de proporcionar frío y con ello estimula la circulación y depura el sistema linfático, ayudando así a reducir la retención de líquidos y la congestión en caso de celulitis y varices.


Regenera los tejidos: no solo ayuda a las defensas naturales de la piel sino que también proporciona a las células nutrientes esenciales para cicatrizar tejidos dañinos.


Puedes usar la arcilla verde para tratar el acné y la piel grasa. Sirve igualmente como tratamiento anticelulítico, varices y mala circulación. Para exfoliar pieles sensibles y con tendencia a la irritación puedes mezclar la arcilla verde con aceite esencial de caléndula.

Es igualmente un ungüento ideal para regenerar heridas y quemaduras, pudiendo incluso combinarla con algún aceite esencial como el de árbol de té.


La elaboración de la arcilla es tan fácil como mezclarla con un poco de agua (evitar que sea de grifo) en un cuenco de cristal o plástico con una pala de madera y si quieres puedes añadir los siguientes aceites esenciales según tratamiento:


  • Aceite esencial de limón para pieles muy grasas
  • Aceite de almendra dulce para mieles normales
  • Aceite de árbol de té para pieles mixtas y grasas
  • Aceite rosa mosqueta contra el envejecimiento y para revitalizar la piel
  • Aceite de argán para pieles muy secas


Los tratamientos con arcilla verde son aptos tanto para mujeres como hombres. Un producto realmente beneficioso y muy económico que se puede elaborar en casa sin muchas complicaciones. 


Escribir comentario

Comentarios: 0