Aceite esencial de árbol de té...y todos sus beneficios

El aceite esencial de árbol de té es una auténtica maravilla, ya que posee muchísimas propiedades beneficiosas y no es tóxico, por lo que se puede usar a diario sin preocupación alguna.

El aceite de árbol de té se obtiene de la destilación de las hojas del árbol Melaleuca Alternifolia, que es originario de Australia. Los aborígenes de este país lo han utilizado por sus numerosas propiedades desde hace cientos de años.

El aceite esencial de árbol de té posee un efecto antiséptico triple: actúa contra las bacterias, hongos y virus y además es bactericida, fungicida, antiviral, cicatrizante, antiinflamatorio, desodorante, expectorante y es eficaz en el uso anti mosquitos.

Se emplea para ayudar a sanar la piel en padecimientos como el acné, verrugas, granitos y de infecciones. Ayuda a regenerar la piel, penetra profundamente la dermis y oxigena las células, limpiando a profundidad, por lo que es muy usado en cosmética y productos de belleza.

 

El aceite de árbol de té regula la actividad de glándulas sebáceas y es apto tanto para el cabello graso como para el seco. Puedes añadir 4 ó 5 gotas sobre la cantidad de champú que usas habitualmente para lavarte el pelo y actúa perfectamente como remedio infalible contra los piojos. Después de lavarte el pelo unta tu peine con un poco de aceite de árbol de té y peina tu pelo. Si hubiera liendres desaparecerán rápidamente. Teniendo en cuenta la cercanía de la vuelta del cole, todos los papás y las mamás deberían tener un frasquito de este aceite esencial para prevenir los indeseados piojos que suelen aparecer en el colegio y guarderías en esta época del año.

 

En tratamientos para la piel, añade unas gotitas del aceite de árbol de té a tu crema habitual, así activas y potencias sus efectos curativos.

 

En casos de acné diluye 3 ó 4 gotas del aceite en una cucharada de hipérico. Aplica la mezcla después de lavar tu cara muy bien, suavemente y sin restregar.

 

Combinando el aceite de árbol de té con esencia de limón se convierte en un remedio infalible para tratar las verrugas. Aplica por la noche una gota de cada uno de estos aceites esenciales directamente sobre la verruga y cúbrela con una gasa. En pocas semanas habrá desaparecido la verruga y se evitará que salgan nuevas en la zona tratada.

 

Si tienes gripe, sinusitis o catarro puedes agregar unas gotas del aceite en un difusor o vaporizador durante la noche. Esto ayudará a mantener las vías respiratorias descongestionadas y además se mantendrá la habitación libre de bacterias.  Si sales de casa puedes impregnar un pañuelo con un chorrito de la esencia para olerla varias veces durante el día.

 

En el caso de padecer de micosis o pie de atleta, después de limpiar muy bien la zona, puedes untar directamente un poco de aceite sobre la piel afectada. Para los hongos de las uñas de las manos o de los pies hay que remojar los dedos en un poco de agua tibia con 15 gotas de aceite de pomelo y 15 gotas de aceite de árbol de té.

 

También lo puedes usar en la colada añadiendo unas gotas en la cubeta del detergente o suavizante y los cubos de basura de casa se quedarán libres de malos olores si colocas en el fondo una gasa impregnada con un par de gotas.

 

Como puedes comprobar, el aceite de esencia de árbol de té es un remedio versátil y muy útil para uso diario y no debería faltar en ningún hogar.

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0