El sésamo y sus propiedades saludables

Las semillas de sésamo poseen un elevado porcentaje de calcio, son ricas en ácidos grasos poliinsaturados (Omega 6), zinc y gran cantidad de minerales. Por su alta concentración en calcio, ayudan a la reducción de colesterol y calorías, lo cual la hace ideal para incluirla en la dieta para bajar de peso. 

Las semillas de sésamo tienen un sabor exquisito y diferente, poseen excelentes características nutritivas, por lo que no deberían faltar en ninguna despensa.

Son ricas en proteínas y si se mezclan con cereales o el muesli del desayuno, es una buena combinación que proporciona la energía necesaria para empezar el día con fuerza. Su alto contenido en ácidos grasos esenciales es beneficioso para el sistema cardiovascular y para prevenir enfermedades relacionadas con el mal estado de las arterias. Además aportan mucha fibra, fundamental para mantener una buena salud intestinal. Son ricas en vitaminas del grupo B, esenciales para la buena salud de la piel y los tejidos. Su contenido de vitamina E, una de las vitaminas más antioxidantes, es capaz de contrarrestar los efectos de los radicales libres.

Las semillas de sésamo destacan por su alto contenido en calcio, aunque también tienen gran presencia minerales como el fósforo, potasio, magnesio o zinc. El calcio no debe faltar en la dieta de los niños, así como en las mujeres que han pasado la menopausia y embarazadas. 


Resumiendo los beneficios de las semillas de sésamo, podemos destacar lo siguiente:

  • Protegen el sistema cardiovascular
  • Mejoran el estado de las personas diabéticas, ya que el consumo regular de aceite de semillas de sésamo reduce la presión arterial y el nivel de glucosa en diabéticos hipertensos
  • Mejoran la depresión gracias a su aporte del aminoácido triptófano, precursor de la serotonina, que controla el estrés, la ansiedad, el insomnio, la depresión y la falta de energía
  • Previenen la osteoporosis debido a su alto contenido en calcio
  • Nos mantienen jóvenes, porque sus vitaminas y minerales antioxidantes mantienen en plena forma el sistema inmunológico y combaten la oxidación
  • Protegen al aparato digestivo gracias a la acción de su fibra, protegiendo las mucosas e impidiendo la aparición de irritaciones 

Para obtener todos los nutrientes de las semillas es aconsejable molerlas, para que el cuerpo pueda aprovechar todos sus beneficios. Se pueden comer crudas en cualquier guiso, en ensaladas, yogures, muesli, macedonias de fruta...

También las puedes tostar un poco en una sartén, para potenciar sus sabor aún más.




En El Corazón Verde de Julia puedes conseguir las semillas crudas, con cáscara, tostadas, en barritas con miel, el aceite de sésamo, en crema (Tahín) o en los envases de 70g con diferentes sabores, verduras y especias de EcOriginal. Todo procedente de agricultura ecológica. 


¡Espero que las disfruten!

Escribir comentario

Comentarios: 0